¿Fregar a mano o poner el lavavajillas? Esa es la cuestión.

Hoy en día, prácticamente en todas las casas hay un lavavajillas. Es lo más práctico cuando sois muchos en casa o tienes poco tiempo. Ya que el tiempo que ahorras fregando y secando la vajilla puedes dedicarlo a otra tarea del hogar o, mejor aún, disfrutar del tiempo libre. Pero, en el lavavajillas no todo vale. Por eso habrá veces que será más conveniente poner el lavavajillas pero otras será mejor fregar a mano. Toma nota

USAR EL LAVAVAJILLAS

El lavaplatos junto con la lavadora, es uno de los electrodomésticos más prácticos y queridos de la casa porque ¿Y lo cómodo que es meter los platos y el resto de la vajilla en él y preocuparte solo de sacarlo? Pero no es todo tan sencillo, para hacer un buen uso del lavavajillas y que funcione correctamente tienes que tener en cuenta un par de cositas.

Si pones el lavavajillas…

Espera siempre para poner la carga llena y utiliza siempre el programa adecuado. Ahorrarás agua y electricidad.

No puedes meter todo tipo de vajillas y utensilio de cocina.

Pon siempre los platos, vasos y cubiertos correctamente y es su sitio. Si es necesario enjuágalos un poco y asegúrate que no queden restos de comida.

Usa un limpiamáquinas para cuidar tu lavavajillas. Así siempre estará limpio y hará mejor su trabajo.

Una vez  por semana hay que limpiar el filtro para  evitar los atascos u obstrucciones de la bomba del desagüe.

No te olvides de poner la sal y  el abrillantador para que tu vajilla quede limpia y reluciente

 

No debes meter en el lavavajillas…

  • Utensilios de madera: El calor y la humedad  agrieta la madera y hará que se estropeen antes.
  • Sartenes antiadherentes: La capa antiadherente puede agrietarse por lo que perderá efectividad
  • Cuchillos de cocina: El lavaplatos puede estropear los mangos de madera y hacer que el filo y el acero se deteriore
  • Porcelana o vajillas con dibujos metálicos: El lavavajillas se comerá pintura y borrará el dibujo.
  • Platos o vasos de plástico: Es necesario asegurarse que el tipo de plástico puede meterse en el lavaplatos, de los contrario puede deformarlos.

FREGAR A MANO 

Poner el lavavajillas parece los más práctico, pero también hemos visto que con ciertos utensilios de cocina no nos queda más remedio que fregarlo a mano. Además si tenemos pocas cosas que fregar es mejor hacerlo a mano que poner el lavaplatos a media carga. Y como recomendación, si ves que fregando a mano un par de cazuelas, ensaladeras o bols que van a ocuparte mucho espacio dentro del lavaplatos, hazlo a mano. Así te cabrán más platos y vasos más tarde y te ahorrarás un programa de lavado.

Si friegas a mano…

No mantengas abierto el grifo todo el tiempo. Ciérralo mientras estés enjabonando y vuelve a encenderlo para enguajar la vajilla.

Pon a remojo los utensilios más difíciles o más sucios para lavarlos mejor.

Regula la presión del agua y templa la temperatura.

Para que no se atasque el desagüe pon una rejilla.

Usa guantes o un detergente que cuide tus manos y tu piel.

 

Y tú, ¿Friegas a mano o pones siempre el lavavajillas?

Tanto si friegas a mano como si usas el lavavajillas en La Nave tenemos un producto específico para cada ocasión.

 

Si friegas a mano, Lavavajillas Concentrado. Si pones el lavavajillas Blue Gel es una maravilla.

 

Si te ha gustado este post, comparte 🙂